‘Eurovisión 2019’, y las sorpresas que no fueron sorpresas

Tenemos dos clases de Eurovisión: el Festival en el que ya sabemos de antemano el ganador y la edición sorpresa. A todos nos gustaría poner una Jamala en nuestra vida, cuando en 2017 vino una mujer cantando en tártaro y con pinta de estar conjurando a todos los dioses eslavos para matarnos a todos. En Eurovisión 2019 esperaba eso, que Países Bajos, el favoritísimo en las apuestas, se retirase a pescar lapas a los canales holandeses. La única sorpresa este año es que no fue el más votado por el jurado ni por el público. ¡Pero ganó! Leer más

El libre albedrío de España en Eurovisión 2008

Este año TVE se ha sacado de la manga una nueva invención para elegir representante a Eurovisión. Para otros aspectos ya había utilizado internet de cara al proceso de votaciones. Ahora buena parte de este albedrío se ha volcado a través de su propio MySpace. Los aspirantes podían registrarse y, si superaban los requisitos de la UER (Unión Europea de Radio-televisión) y los propios del ente español, desde el sitio se les enlazaba a sus espacios para darse a conocer. Así es como finalmente contamos hoy con 537 candidatos, de toda clase y condición, desde los más serios hasta los más rastreros. Leer más

ALBER-TOP. La imagen de mi vida (V)

Señoras y señores, llegamos a la última parada de este viaje audiovisual por mi mirada histórica, siempre bajo la perspectiva (mutuamente subjetiva) de TVE. De no ser así, de haber entrado a concurso otras cadenas, este repaso podría haber sido bien diferente. Telecinco se llevaría la palma, pues no sabéis cuánto me marcaron ¡Ay! qué calorTutti fruttiLa noche de tal y talVip nocheApartamento para tres… ¡ese anhelado y libertino inicio de los 90!, que nunca volverá a menos que me atreva a hacer una máquina del tiempo con mi sandwichera. Terminemos este discursito para hacer repaso nominal a los 20 últimos vídeos y ver los 5 últimos, esta vez dedicados al humor: Leer más

ALBER-TOP: La imagen de mi vida (III)

Proseguimos con mi selección personal de imágenes audiovisualmente históricas (vean primero y segundo), no sin antes matizar que no se trata de un ranking en sí mismo. Se trata de una clasificación hilvanada por bloques temáticos. Entra en el juego un total de 25 vídeos que en su momento rellenaron un programa con un fin celebrativo (pero a la vez barato y que recuerda a las fritangas veraniegas). Leer más

ALBER-TOP: La imagen de mi vida (II)

Continuamos con mi particular selección de videos que vienen a decir cuál es la imagen de mi vida (véase la primera parte). El bloque de esta semana va dedicado a ciertos momentos que considero trascendentales, políticamente hablando. No es algo que a mí me guste, porque trato de huir de esos temas sensibles y de la propia política. No concuerda con mi personalidad. Pero no puedo negar que ciertos acontecimientos me tocan la fibra, o que deje de reconocer el valor que puedan tener en la marcha del mundo en el que vivimos. Leer más

ALBER-TOP. La imagen de mi vida (I)

Antes que nada, feliz 2008 y bla, bla, bla… Iniciamos un nuevo curso anual con una serie de artículos para regocijo nostálgico. Es otra de las cosas que tienen las navidades, que aunque no quieras ponerte a recordar que todo pasado fue mejor, ahí están los medios para arrastrarnos de nuevo a la vida en blanco y negro. El paradigma lo encontramos en La imagen de tu vida, esa serie de programas con el que en su momento TVE trataba de celebrar su 50 aniversario. Leer más

REVIÚ de Eurovisión 2007

Europa es friki. Esta conclusión no puede ser ya más demostrable. Durante las tres horas de Eurovisión 2007, celebrado el pasado 12 de mayo, me armé de pipas y con una botella de Clipper cerca. Pero fue mucho más lo que tuve que tragar. No me imaginé que aquel desfile europeo fuese tan histriónico: ensaladillas lingüísticas, países copiones entre sí y subnormaladas mariconiles a gogó. Por supuesto, no faltó el blindaje de los países del Este en las votaciones. Leer más

Eurovisión: la victoria está en el espectáculo

Así es como es. Para ganar hoy Eurovisión, el festival más popular y hortero de Europa, hay que participar como eso, robando la popularidad a la competencia por medio de una imagen y una puesta escena que sacuda y dé patadas al buen gusto. Los máximos protagonistas de años anteriores son la prueba más evidente, armados de coreografías imposibles o de vestimentas que ni siquiera aparecen en las peores pesadillas de Ágata Ruíz de la Prada. Leer más