«Juego de Tronos» o cómo coronarse hasta la coronilla en televisión

Juego de Tronos (HBO, 2011 – 2019) es una de esas series de televisión a las que se las ha sacralizado de una manera devastadora. O sea, que tampoco es para tanto. Confieso que me ha costado empezar a verla. De hecho me quedé en la primera temporada cuando se estrenó y no quise saber nada más. Que hubieran miles de personajes del tingo al tango, entre un reino y otro luchando por distintas cosas, la verdad es que me mareó. A poco de estrenarse la última temporada la retomé, y de la misma forma confieso que me la tragué durante días maratonianos. Sí, mantengo con la serie de HBO una relación de amor y odio. Leer más

Preselecciones españolas para Eurovisión: candidatos que SÍ hubiesen ganado

Me sangran las orejas cada vez que escucho a Miki, el candidato de España para participar en Eurovisión 2019. Ya no sólo es que se le agote el aire al minuto de empezar a cantar. Es que quien escogió los temas finalistas jamás ha se ha puesto una lista de éxitos en Spotify. Operación Triunfo 2018 no nos ha dejado nada bueno, de forma que hace que miremos con nostalgia algunas de las preselecciones españolas para Eurovisión anteriores. Hasta el más malo de ellas le podría dar mil patadas a La Venda. Pero bueno, antes de que TVE se propusiera perder el Festival a propósito, han habido concursos previos muy disputados. Visto lo visto, hoy no nos preguntamos si hubiésemos ganado Eurovisión con aquél otro que se quedó a las puertas. ¡Es que lo afirmamos! Y aquí está una interesante lista de quienes pudieron ser pero no lo fueron. Leer más

«Madres Forzozas» o cómo revolucionar la nostalgia

En una época donde los reboots y los remakes de series gloriosas del pasado proliferan, Fuller House (Netflix, 2016 – ) se ha ganado un hueco importante. Sinceramente no es una buena serie, pero ahí sigue, en una cuarta temporada (pocos ‘comebacks’ pueden presumir de ello). Sí, empiezo el artículo confesando que muy buena no es. Me baso en que no me paso el año deseando que llegue la próxima temporada. Y es que sus tramas son simples y no enganchan nada. Entonces, ¿qué tiene Madres Forzozas que sigue en la brecha? Pues lo dicho en un principio: la nostalgia. Leer más

«El hombre en el Castillo»: una serie caótica de un mundo caótico

No soy muy de series históricas porque el final ya me lo sé. Está en los libros. Si es de ambientación de época, peor. Sé que va a haber un cruce de espadas, un lenguaje pedante y un idilio aún más pasteloso. La excepción la hice con El hombre en el castillo, una serie que la plataforma Amazon Prime ofrece desde 2015. Su planteamiento argumental es a su vez una pregunta: ¿qué pasaría si los nazis hubieran ganado la Segunda Guerra Mundial? ¡Pues basta de imaginarlo y llévense las manos a la boca! Leer más

«Arde Madrid»: el cinismo español al destape

Historia social, caras conocidas, desnudos, gitaneo, Paco León y polémica en Twitter. Estos fueron los argumentos para animarme a ver Arde Madrid, una serie original de Movistar + (sí, ahora cualquier plataforma audiovisual le ha dado por producir ficción a troche y moche, y muy bien que me parece). Lo único que sabía de su sinopsis antes de verla era que trataba de la presencia de Ava Gardner durante su residencia en España, en los años 60. Aunque hay otras tramas que giran alrededor de ella y que hacen crítica social desde los anchos ojos del siglo XXI. Leer más

(Mis) Mejores Drag Queens de «RuPaul’s Drag Race»

La obviedad más grande de este año es que RuPaul’s Drag Race (Logo, 2009 – ) es el concurso de telerrealidad más importante de este año a nivel mundial. ¡Y lleva diez años en antena! ¿Qué es lo que tiene este espacio para que haya sido un éxito tardío? Yo creo que se debe al empuje de las redes sociales y a su trascendencia más allá de la pantalla. Cuantas más concursantes, más giras, más discos, más documentales, más películas y un sin fin de posibilidades comerciales. Lo importante no es llevarse la corona cada temporada, sino que el personaje de cada drag queen destaque sobre el resto y arrastre una oleada de followers que las defienda contra viento y maquillaje. Leer más

«La Purga»: el reflejo de nuestros peores deseos ocultos

Llevo años sin poder clasificar el género de La Purga. Es una saga que oficialmente se cataloga como terror. Pero a medida que han vomitado nuevas secuelas he visto muchos giros de suspense y acción. Eso, por no hablar del enorme trasfondo social y político de su esencia: la crítica al «»God bless America» y al sistema patriótico. En cualquier caso, cada vez que estrenan un nuevo film supera en taquilla al anterior. Es una razón más que suficiente para lanzar su versión televisiva (a espera de algún parque temático, camisetas del Primark y merchandising armamentístico). Leer más

«Riverdale» o «en qué otra serie he visto yo esto»

Lo cierto es que no conocía Riverdale ni de oídas cuando la comencé a ver. Quizás porque estoy con un pie fuera dentro de la generación millenial. De hecho ese es el público al que se orienta la cadena que lo emite, The CW. ¿Os acordáis de Crónicas Vampíricas, Las Chicas Gillmore o One Tree Hill? Pues eso, comparten emisora. Partiendo de esta premisa, yo creo que Riverdale es como los bocadillos de tortilla de La Garriga, hecha con los restos que han dejado aquellos embutidos. En efecto, esta serie tiene de original lo que La Veneno de santa. Leer más

Spice Girls: 5 apariciones legendarias en la televisión española

El regreso de las Spice Girls es como las bajadas lustrales de la Virgen de La Palma, que te pasas la vida esperando a que llegue ese momento. Y ahora que han regresado como cuarto (nuevamente pero sin Victoria Beckham, aunque entre ella y el pie de micro no encontraremos diferencias), resulta inevitable echar la mirada atrás. El grupo británico forma parte de la imagen de los años 90, atrevida, desenfadada, colorida pero sobre todo picante. Recordemos las cinco apariciones más icónicas de las Spice Girls en la televisión española. Leer más

REVIÚ de Eurovisión 2007

Europa es friki. Esta conclusión no puede ser ya más demostrable. Durante las tres horas de Eurovisión 2007, celebrado el pasado 12 de mayo, me armé de pipas y con una botella de Clipper cerca. Pero fue mucho más lo que tuve que tragar. No me imaginé que aquel desfile europeo fuese tan histriónico: ensaladillas lingüísticas, países copiones entre sí y subnormaladas mariconiles a gogó. Por supuesto, no faltó el blindaje de los países del Este en las votaciones. Leer más