Las mejores series españolas de la historia

El pulso entre la ficción nacional y la ficción extranjera siempre ha estado ahí. Ha tenido sus épocas, en la que una u otra copaba el interés del público. La ficción española empezó su revulsivo a partir de Farmacia de Guardia, en 1991. A partir de entonces, el público comenzaba a volver a ilusionarse con las series españolas. Pero fue con la mítica serie Médico de familia cuando la producción nacional alcanzó el suficiente nivel como para medirse a series del tamaño de Expediente X en los años 90.
Leer más