ESTO ES… una maruja en Nochebuena

A ver, Jessi… dile a tu padre que vaya poniendo la mesa, que estoy en la cocina terminando de arreglar la carne. Vete, y que haga algo. Desde que llegamos a casa de la tata no se ha levantado del sillón. Que se cree que el Rey está hablando para él solo. Al menos que me llame cuando empiece a hablar de Elena y Marichalar, a ver si cuenta algo nuevo. Fíjate tú… con la buena pareja que hacían. ¡Corre, anda! Y deja en paz al totó, si no quieres que se ‘enrabie’ te muerda. Ahí te mueras de sífilis, que esta noche no voy cargando contigo al ambulatorio, que tu padre le ha costado aparcar y los taxis están muy caros esta noche. Leer más

Yo y el espíritu navideño

Mi época del año preferida es la navidad. Está el frío, que me encanta más que el calor del verano (¿he dicho ya que lo odio, porque me pone las camisas perdidas?). Indudablemente, porque también significa vacaciones, aunque lo más conveniente sería entrecomillarlo. Son días libres que intento aprovechar para quitarme trabajos de encima (jamás lo consigo). ¿Más razones de mi espíritu navideño? Leer más