14 de febrero. Ni te cases ni te embarques

Y llegó el Día de los Enamorados, el 14 de febrero, ese día en el que parece que es el único del año en que se demuestra el amor con regalos y demás chucherías. De todas formas, no es un día tan sacado de la manga. Escribiendo este artículo me asaltó la cuestión de cómo apareció ese fenómeno: Por lo visto, todo parte de una de esas fiestorras romanas de sexo y guarradas varias, en la que lo menos fuerte que hacían era la posición del “aspa de molino”. ¿Qué ha pasado entonces para que la festividad decaiga en algo tan soso y puramente comercial? Todo pasa por la Iglesia cristiana, cómo no… Leer más