REVIÚ de ‘Spice Girls. Greatest Hits’

Persistiendo cual friki irremediable en el mes especial dedicado a las Spice Girls, toca ahora hacer una valoración al álbum recopilatorio que las ha reunido, al Greatest Hits. Ya hacía mucho que se venía hablando de ese disco, incluso se pusieron fechas a hipotéticos lanzamientos (baste citar el Spicy Hits, previsto para Alemania el pasado año) que no contarían con el apoyo oficial de las chicas. La cuestión era sacar tajada, sea de la nostalgia como del dinero.

Regresemos al disco que tenemos ahora entre manos, o al menos en las manos de aquellos que son fans o que han sucumbido a la publicidad, nada engañosa. Las canciones que incluyen se veían venir: WannabeSpice up your lifeViva forever2 Become 1Holler… Luego quedaba el margen para la sorpresa, de otros temas que no eran singles pero que merecían su consideración. Finalmente fue Move over (Generation next), utilizada para la campaña de Pepsi.

Aparte de los harto escuchados, quedan las canciones grabadas para el Greatest Hits de Spice Girls: por un lado, Headlines (Frienship never end), un tema lento que busca la lágrima. Después de reproducirla 20 veces, acabas por cogerle el tranquillo. No es mala, pero se huele que no puede ser un éxito masivo (aunque tampoco lo pretendían); por otro lado, Voodoo, ya más movidita, que tiene toda una reminiscencia de los años 90.

Esta traída del agua no podía dejar de contar con sus mil y una ediciones diferentes, para aprovechar el tirón: versión CD, versión con CD + DVD, y versión CD + DVD + karaoke CD + remix CD + postales + brazalete + la madre que las parió (que es lo que les faltaba). Esta última de las versiones viene en una caja rosa (mona, monísssssima), objeto de fáciles y comprensibles chistes. Por supuesto, podremos llevar la caja con la merienda a trabajar y, para mayor envidia de nuestros compañeros, luciendo el brazalete.

El diseño del Greatest Hits es demasiado exótico, procedente de los mejores talleres de Colombia, y que tanto furor causa en los rastros. Tampoco han sido originales en la portada, sospechosamente muy parecida al mítico abecedario teatral del primer disco. Pero claro, como se amparan en que les costó una millonada el diseño de esas ‘piedras preciosas’ (que físicamente no veo por ninguna parte para semejante desfalco), pues ya sólo creen por eso hay que aplaudir.

El DVD con los videoclips de las Spice Girls tampoco es que esté muy currado. No vienen todos, porque se dejaron el de Headlines por el camino. Además, la versión de Too Much incluye clips de la película Spiceworld (todo un clásico del cine de fantasía) y yo ya estoy harto de ver a Victoria atropellando a unas monjas en un Mini, mientras cantan “Too much of something is bad enough…” con tono aterciopelado.

Los otros CD complementarios del Greatest Hits están bien, aunque tendrá más gracia para aquel que no lleva diez años machacándose las versiones que traen. Que ya podría haber incluído las nuevas remezclas de este año, pero podemos descargarlas de la web oficial introduciendo el CD normal.

En fin, que no me puedo quejar de cómo está conformada la vuelta discográfica. Estos meses volvemos a vivir canciones que prácticamente forman parte de nuestra vida, las hayamos escuchado en la radio o cantado en la hora del recreo. Vender, no van a vender ni por asomo lo que en su día. Pero bueno, siempre está bien echar la mirada atrás. Sólo por un tiempo. Luego, volveremos a la realidad.

SPICE GIRLS
Stop (Live @ Children in Need 2007)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.