«Élite» y cómo follarse las series juveniles en España

Parece que la televisión española está más preocupada en sacar dramas, series históricas y ficciones de intriga. Íbamos a acabar la década sin esa serie juvenil que retratara las niñatadas de la época… Hasta que llegó Netflix y los alumnos del Instituto Las Encinas. Aunque con tramas desatadas por Instagram, esperaba ver en Élite los mismos problemas adolescentes de siempre: suspensos, drogas, sexo, mentiras pero sin cintas de vídeo (que para eso están los smartphones). Ahora bien, la serie de Netflix me ha sorprendido porque añade una maraña de relaciones que discurren paralelamente y convergen en un mismo detonante: su propio desenlace. Leer más

REVIÚ de Eurovisión 2007

Europa es friki. Esta conclusión no puede ser ya más demostrable. Durante las tres horas de Eurovisión 2007, celebrado el pasado 12 de mayo, me armé de pipas y con una botella de Clipper cerca. Pero fue mucho más lo que tuve que tragar. No me imaginé que aquel desfile europeo fuese tan histriónico: ensaladillas lingüísticas, países copiones entre sí y subnormaladas mariconiles a gogó. Por supuesto, no faltó el blindaje de los países del Este en las votaciones. Leer más

Eurovisión: la victoria está en el espectáculo

Así es como es. Para ganar hoy Eurovisión, el festival más popular y hortero de Europa, hay que participar como eso, robando la popularidad a la competencia por medio de una imagen y una puesta escena que sacuda y dé patadas al buen gusto. Los máximos protagonistas de años anteriores son la prueba más evidente, armados de coreografías imposibles o de vestimentas que ni siquiera aparecen en las peores pesadillas de Ágata Ruíz de la Prada. Leer más

Gay por aquí, gay por allá (III)

Señalar a un homosexual parece a veces un juego entre amigos (tiro en la diana). Hay incluso quienes apuestan, aunque sólo sea de palabra, para refrendar su infalible intuición. ¿Cómo saber si alguien es gay? Pues a veces también es verdad que ciertas veces esa intuición está justificada, aquellas en la que hay una atracción en realidad. Entonces es cuando efectivamente saber la condición sexual es importante. Leer más

MEMORABILIOSO: La Pandilla Basura

A esos que mandan correos electrónicos sobre la generación de los años 80 se les ha olvidado incluir a La Pandilla Basura. ¿Quién no recuerda aquellos muñecos tan horripilantes? Lo cierto es que marcaron una época en la que aún valía (casi) todo. Si tuvimos que aguantar a Alaska pintada como un cuadro de Óscar Domínguez, por qué no a los personajes que tanta polémica provocaron, si no por aparecer uno tirándose un peo, era por comerse los mocos. Bueno, en realidad había mucho más y peor. Leer más

Sexo en Schamann

Esto, por muchas razones: porque un otro vídeo estúpido en YouTube no hace daño, porque estoy encaprichado últimamente con el Windows Movie Maker, porque es lo que dan de sí las vacaciones de Semana Santa, porque la cabecera de Sexo en Nueva York da mucho juego y facilidades al montaje casero y, ¡vaya!, porque el barrio de Schamann se lo merece.

NOTA: Los nombres aparecidos en los créditos son ficticios. Cualquier parecido con la realidad es una putada, pero qué se le va a hacer…

 

>>> SEXO EN NUEVA YORK. Cabecera original <<<

 

Gay por aquí, gay por allá (II)

“Chiquito gay”, por ejemplo, sería lo último que le gustaría escuchar a un homosexual. Bueno, podría ser peor y verse perseguido monte arriba por un grupo de paletos incivilizados portando palos encendidos y pinchos, al grito de “muerte a ese maricón”. Quisiera pensar que el cambio en el uso de “maricón” a “gay” es prueba de una evolución hacia la aceptación homosexual. Pero no nos engañemos con la homofobia. Este tipo de referencias sigue siendo despectivo. Aún quedan muchos paletos a los que educar. Leer más