(Mis) Mejores canciones de 2018

Termina el año y, cómo no podía ser de otra manera, hacemos balance de lo bueno y de lo malo. En verdad mejor va a ser quedarnos con lo bueno, y musicalmente hablando. Mientras ustedes se siguen quedando con reggetoneros de medio pelo (de los que en el 2019 nadie se va a acordar), los movimientos de Shakira una y otra vez e incluso desafiando a la Guardia Civil por hacer el reto de bailar a Drake fuera del coche, yo sigo a lo mío. En mi lista de mejores canciones de 2018 encontramos algo de Eurovisión, algún daño colateral del fenómeno OT y la intromisión cada vez mayor del electropop. ¡Y que alabados sean los Chainsmokers!
 

15. KYLIE MINOGUE. Raining glitter.

Kylie es una de esas divas musicales que, como Madonna, intentan reinventarse. Cuando no saca un disco experimental lo hace con el estilo country. Ya de por sí la música rural americana no me gusta nadita. La cantante australiana podría haberme acercado el género con sus nalgadas (como ella sabe), que escucharlo lo iba a escuchar. Pero su disco Golden no me ha maravillado salvo esta pieza, que se salva por su gran toque de purpurina.


14. CHRISTINA AGUILERA. Accelerate (Feat. Ty Dolla $ign & 2 Chainz).

Otra musa que regresó con álbum este año fue Christina Aguilera. Más que un regreso, es realmente un nuevo intento por salvar su carrera musical. Ya lleva media carrera hundiéndola a base de canciones que, por más que las escuches, no se te pegan. La casuística de este año es el abandono del maquillaje, pero jamás de los raperos de turno. Ha pillado a un par de ellos por el barrio y los ha metido en un single de presentación que algo de ritmo tiene.


13. MEGHAN TRAINOR. Let you be right.

La artista americana es bien reconocida por otros éxitos. Perdón, por éxitos que no es el caso del que os hablo. Pero como yo soy tan rebelde, también me gusta la música que no llega ni al TOP 15 de las listas Billboard. De hecho vemos que el público del siguiente vídeo no está ni para tocar palmas. Sin embargo para mí es una de las mejores canciones del 2018 porque es pegadiza, quizás algo poética.


12. LUCAS & STEVE. I could be wrong (Feat. Brandy)

Llegamos al momento house de esta lista de mejores canciones de 2018. Los DJ holandeses Lucas y Steve son de esos que sacan canciones con algún artista invitado a ver si suena la campana. No es que se hayan convertido en los sustitutos de David Guetta pero merecen una posición en este ranking. Además cuentan con la voz de Brandy, que desde The Boy Is Mine andaba Paco Lobatón buscándola por desaparecida.


11. GALANTIS. Satisfied (Feat. MAX).

Que el ritmo no pare, no pare, no. Continuamos con otro dúo europeo (curiosamente uno de ellos es co-escritor de Toxic), esta vez con un ritmo más sinvergüenza. Salieron por poco del TOP 10 de mi ranking de mejores canciones de 2018. Espero que no me queden remordimientos el año que viene. De ser el caso, pincharé el tema en el coche y me pondré a fardar como en el propio videoclip.


10. LA CASA AZUL. El momento.

Descubrí este hit paranoico en la serie de Netflix Élite, del que ya dimos rienda suelta en este blog. Guille Milkyway siempre me ha fascinado por sus canciones positivas (o negativas camufladas en ritmos de color e ilusión). En este caso vuelve a hablar de situaciones oscuras pero creo que se distancia un poco de ese pop chicle y se acerca a un género más comercial. Se acerca incluso a la música rimbombante de Daft Punk.


09. AMAIA Y ALFRED. Tu canción.

Nunca llegué a imaginar… que esta pareja pastelosa llegara a mi lista de mejores canciones de 2018. Todos coincidimos en que la canción es preciosa. Pero cuando la votaron para que nos representase en Eurovisión aún el oído no se nos había hecho a Lo Malo (hit mainstream del año, y eso es innegable). El favoritismo en Operación Triunfo y la novelería los llevó erróneamente a Lisboa, donde algo tan grande se quedó tan pequeñito.


08. BEN ADAMS. I can make you love me.

Por desgracia es muy probable que Ben Adams te haya pasado desapercibido. Históricamente ha sido mi cantante fetiche. Miembro de la banda británica A1, Ben ha seguido haciendo cosillas y ha sido en el último año en el que ha ido asomando el hocico lanzando singles. Me sigue encantando su voz, me sigue fascinando su repertorio. Y para este año nos ha dejado una balada desesperada, de esas de tirarse de los pelos y desear que te te la cante a tí.


07. TROYE SIBAN. Bloom.

Esta pieza ha sido mi último descubrimiento del año y mira por dónde se ha colado en la lista de mejores canciones de 2018. Desde la primera escucha me sentí cautivado por su reminiscencia ochentera. Luego me enteré de que va sobre experiencias anales, y ahí me terminó por atrapar. Es una oda que Siban dedica a todos los pasivorros, de forma que el resto del álbum tiene un alto componente sexual basado en sus experiencias, sin tapujos.


06. AITANA. Arde.

Otra vía para no incluir Lo Malo en esta lista de mejores canciones de 2018. Al menos mantengo a Aitana, que tampoco su EP ha hecho mella en mí. Arde fue la segunda opción votada para representarnos en Eurovisión, y estoy convencido de que nos hubiera dejado en mejor lugar. La letra sensible es lo de menos para los europeos, que no entienden español. Pero su presencia y los golpes de voz nos hubiesen sacado de las cloacas eurovisivas.


05. ALEXANDER RYBAK. That’s how you write a song.

Que un viejo ganador del Festival de la Canción europea vuelva a participar es todo un reto. No es fácil repetir posición, y más cuando el noruego dejó un una gran huella en 2009. Como buen compositor quiso aleccionar al público y además divertir, con una puesta en escena dinámica. Pero pinchó en la final y lo entiendo. Es una canción desfasada, muy de su época. Podría haber aprovechado el violín y romper las cuerdas con algo más dance.


04. LYAM PAINE. Familiar (Feat. J. Balvin).

En una de esas ocasiones que dejo suelto al reproductor de YouTube, a su libre albedrío, me descubrió a Lyam. Ni sabía que era de ¿One Direction? Como no tiene cara de niño… No me suelen ir por lo general los americanos haciendo de latinos. Aunque trata de copiar un pelín a Luis Fonsi, lo cierto es que tiene una buena base de perreo y que no pude dejar de escuchar en su momento.


03. CHARLIE PUTH. Done for me.

Otro de mis últimos descubrimientos es Charlie Puth. A cada single que saca me sorprende y sufro apoplejía de lo tanto que me maravilla. Es que lo ves tan paradito, con esa cara de ingenuo, incapaz de dar la nota y resulta ser un maestro musical. De su disco Voicenotes me quedo con este corte pop, aunque con un buen acústico se puede convertir en una balada irracional.


02. THE CHAINSMOKERS. Side Effects (Feat. Emily Warren).

Varios de los grupos que están presentes en esta lista de mejores canciones de 2018 es que ni los conocía. Esta es la magia del Shazam, que ha echado humo este año. Uno de ellos son los Chainsmokers, también DJs que lanzan delicias como estas. Una potente mezcla de pop con funk con house y con todo lo bueno. Cuenta con Emily Warren, que destaca como compositora también. Este es el año de las letras.


01. BENJAMIN INGROSSO. Dance you off.

El podio va inevitablemente para mi más reciente artista fetiche (cuidado Ben Adams, que te está quitando el codiciado puesto). Tuve la suerte de verlo en directo en Eurovisión, donde el voto del público lo hizo descender hasta los infiernos del 2º al 7º puesto. Además hizo que el Festival de la Canción tuviese sentido este año porque no tenía ni canción favorita. Dance you off se incluye en su álbum debut donde hay incluso temas más superiores. Tenéis un 2019 entero para escucharlo y maravillaros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.