MEMORABILIOSO. Súper Humor (I)

Como ya dije en un memorabilioso anterior, me veía forzado a realizar un artículo en honor a Súper Humor. ¿Por? Esta recopilación de cómics patrios marcó a mi generación de infancia, aquella bisagra entre los años 80 y 90. Recuerdo pasarme horas y horas leyendo estos tomos en mi cama, en la playa, en casa de otros, ¡en cualquier sitio!…, incluso he llegado a releer varias veces las historietas que más me gustaban.

Con el sufijo titular “Súper“, Ediciones B publicaba diversas colecciones según las historietas de las que era propietario (demasiadas, pues le pertenecen los fondos de antiguas editoriales como Bruguera o revistas míticas como TBO). Así, teníamos Súper Zipi y ZapeSúper Tío VivoSúper Mortadelo… Pero quisiera centrarme en los tomos que agrupaban caóticamente unos y otros personajes. Tomos que eran todos difíciles de coleccionar, al menos para la paga de 500 pesetas de un niño de 10 años, ya que eran muchos volúmenes. Siempre quedaba intercambiarlos con el amigo o primo de turno una vez que nos leíamos las cerca de 300 páginas, llenas de colorines y viñetas escritas en Times New Roman.

Francisco Ibáñez y José Escobar fueron los autores que más gozaron de espacio en los volúmenes de Súper Humor. A ellos les debemos un sinfín de personajes, unos conocidísimos y otros bastante menos. No puedo prescindir de dar detalles de cada uno de ellos, así que tomemos este artículo como una primera entrega, dedicada a las sagas de Francisco Ibáñez. Se trata quizás del historietista español más importante. Muchos de sus compañeros aún reconocen su enorme influencia, y sus creaciones siguen siendo un icono esencial para varias generaciones. Contemos sus personajes…

Mortadelo y Filemón: surgen como parodia de Holmes y Watson, trabajando juntos en su propia agencia de información. Mortadelo es el simpático, maestro del disfraz. Filemón viene a ser el jefe quisquilloso, el que se suele llevar la peor parte de las tortas. En 1969 se trasladan a la T.Í.A. (Técnicos Investigación Aeroterráquea), donde continuar defendiendo al ciudadano. Allí trabajan con El Superintendente Vicente, el profesor Bacterio y la secretaria Ofelia, que también tienen su momento para hacer el ridículo. Ibáñez siempre ha tratado de actualizarlos, por ejemplo, metiéndoles en casos en los que cada Olimpiada y Mundiales están en peligro.

El Botones Sacarino: representa el típico joven que se escaquea del trabajo para gandulear (durmiendo o buscándose algún entretenimiento). Es por eso por lo que se busca siempre problemas con el “Dire”, que siempre está al acecho. Cuenta, eso sí, con la simpatía del “Presi”, de forma que incluso suele culpar las tratadas de Sacarino al Director del periódico El Aullido Vespertino, donde trabaja el botones. Este personaje no ha tenido un protagonismo como para dedicarles tantas historias largas en Súper Humor. Pero ha aparecido de vez en cuando en algunas aventuras de Mortadelo y Filemón.

Otros magos de Súper Humor: Rompetechos, cuya importancia radica en su falta de visión, que le implica en situaciones que desembocan en más de un destrozo al confundir una cosa con otra. Pepe Gotera y Otilio, los “Mortadelo y Filemón” de la fontanería; 13, Rue del Percebe, que en una misma página desarrolla las historias de cada habitante de un mismo edificio; Chicha, Tato y Clodoveo, que personifican la sociedad transgresora de los años 80 y el problema del paro de aquel entonces…

Francisco Ibáñez tiene otros muchas historias de tebeos, como La Familia TrapisondaDon Pedrito está como nunca7 Rebolling StreetGodofredo y Pascualino viven del deporte finoDoña Pura y Doña PeraEl Doctor Esparadrapo y su ayudante GazapoAnde y ríase usté con el Arca de Noé, y Tete Cohete. Pero muchos de ellos no aparecieron en los volúmenes de Súper Humor al ser creaciones menores. En realidad, si hago cuentas, espero no equivocarme diciendo que los personajes de Ibáñez no superan en números a los aparecidos por José Escobar en estos tomos. Pero eso ya es otra historia…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.