aw: historia

Alberworld: el blog no ha nacido estos días por combustión espontánea. La verdad es que ya tiene sus años. Desde el servicio de Miarroba publiqué el primer artículo un 14 de enero de 2005. Por entonces, la ‘blogmanía’ no estaba tan de moda como lo estaría unos meses después. Pero decidí abrir un sitio público simplemente porque me gustaba escribir, y más que me leyesen, descubrir a la humanidad una parte de mi mundo, el más socarrón.
 

Versión 1.0

La más bandida de mis creaciones ha pasado por diversas etapas. Inicialmente su contenido era el que me parecía, gustase o no, dadas principalmente por opiniones libres y experiencias personales. Todo esto acabó sufriendo un tijeretazo (un ‘retroceso democrático’ forzado, como digo yo). Pero también coincidió con que se dieron paso múltiples secciones que se han convertido en míticas, como los reportajes fotográficos y Frikería Nacional, un análisis a lo más granado del excentricismo patrio, siempre provocando la ira de los tan particulares fans.
 

Versión 1.1

Nuevo recorte, pero fundamentalmente una revisión para convertir mi blog en una especie de revistero. Se trató de potenciar las posibilidades gráficas (fotos, vídeos y música por un tubo), así como de matizar más las secciones y crear otras como Memorabilioso, ahora que el revival vive un nuevo momento de esplendor.
 

Versión 2.0

Y nada, que nos encontramos en otro momento de actualización, pero de las profundas, en una catalogada versión 3.0. Esta vez toca dominio propio: alberworld.es, marca de la casa. Y por mucho tiempo, o eso pretendo. Ya que bastante jaqueca me ha provocado el blog en todos estos años, pues p’adelante, como los de Alicante y más allá.