ESTO ES… una maruja en Nochebuena

A ver, Jessi… dile a tu padre que vaya poniendo la mesa, que estoy en la cocina terminando de arreglar la carne. Vete, y que haga algo. Desde que llegamos a casa de la tata no se ha levantado del sillón. Que se cree que el Rey está hablando para él solo. Al menos que me llame cuando empiece a hablar de Elena y Marichalar, a ver si cuenta algo nuevo. Fíjate tú… con la buena pareja que hacían. ¡Corre, anda! Y deja en paz al totó, si no quieres que se ‘enrabie’ te muerda. Ahí te mueras de sífilis, que esta noche no voy cargando contigo al ambulatorio, que tu padre le ha costado aparcar y los taxis están muy caros esta noche.

¡Ay! Qué vena más dura me vendió el carnicero. Y al precio que me la vendió ya podía haberme regalado un par de dentaduras de plomo, porque por separado no se entiende. Mira a ver, Mari Rosa, si mamá todavía guarda el cuchillo eléctrico debajo del fregadero, porque no hay quien pueda cortar esto.

¿Ya le dijiste eso a tu padre, Jessi? ¿Qué se va a a quedar viendo el programa de Pepe Benavente? Que se olvide, que luego empieza el de Raphael y esta noche va a ir a cantar Lolita. Mire usted eso… es como si prefiriese tomar Clipper antes que el champán que le dieron en la cooperativa, con lo que le gusta a tu padre jalar. Me voy a poner una copita de Marie Brizard, que tu padre me va a dar la noche. Si espera a que los langostinos van a ir bailando hasta su boca, que espere sentado que se cansa.

Cuñada, ¿cuánto te costaron esos pendientes? Son elegantes. Son para hacerte una foto con ellos mientras terminas de majar el mojo verde. Ni Isabel Preysler en las fiestas del alcalde de Valsequillo. Ja, ja, ja…

¡Jessiiiiiii! Tráeme uno de los turrones que están en el salón. ¡Jesús! ¿Que la abuela se mandó todos? Esta mujer tiene un saco por barriga, y nunca se defonda. Esta noche deja el wáter tupido, cuñada. Quítate los zapatos de Zara antes de entrar al baño, por si acaso. Ja, ja,ja. ¡Ay, las papas! Que nos quedamos sin papas arrugadas, que antes las dejé preparadas sobre la mesa. ¡Jessiiiiiii! ¡Sácale la papa a tu abuela de la boca, o Papá Noel se descuelga de la ventana de la tata y se desangra antes de darte los regalos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.