EL MIRADOR. Montados en la guagua

Con la resaca aún tintineando en nuestras cabezas, es hora de hacer balance de los recuerdos y vómitos vividos en estos ya pasados carnavales (siempre que los malditos exámenes coincidentes lo hayan permitido). Las fiestas en Santa Cruz de Tenerife han recuperado la fuerza que la “amargura” de la anterior edición perdió, al contoneo de la Esteban.

Tal es así que en la imagen superior podemos observar la masa humana que se extendió a lo largo y ancho de la calle San José. Hay que entenderlo, que era el lunes grande de carnavales… Y que al día siguiente sobre el suelo se podía encontrar un escaparate más singular que el de un ‘Todo a 1 euro’. Al final hicieron caso a esa canción protagonizada por Orishas, y se montaron en la guagua, en el tranvía, y en todo en lo que cabía el aire.

Aquella noche me engalané con las mejores uñas postizas de Po’ Zí, y apenas reconocieron mi mérito. ¡Están bonitos si se creían que me iba a pasar toda la noche corcovado! (mi espalda no lo merece). Había hasta una borrachuza que se tomó el placer de enfadarse conmigo, increpándome que iba a destrozar el carnaval por no ir disfrazado. ¿Qué es esto? ¿Es que todos en su barrio van con chepa y gritando ay, omá por los rincones?

A pesar de todo, de las lluvias, de la masificación, de los meados en cada esquina, y de los templados que no aprecian al más fiel fan de Amparo y Ama Rosa, se disfrutó. Sobre todo el que lleva el Maxi Dance y el resto de los ‘cochitos’ en la feria, que sí que hicieron su agosto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.