El Mirador: Aquella casa al lado de Las Mantecas…

El Camino de Las Mantecas (La Laguna / Tenerife) nunca dejará de ser un huevo Kinder: feo y absurdo por fuera, pero con grandiosas sorpresas en su interior. Y es que más abajo del colegio de señoritos Hispano-Pijo, pero no tanto del microplaneta que constituye la R.U.P.I., se encuentra una casita particular.

Aunque sea un recinto sólo habitable por los siete enanitos y quizás por dos o tres más, no hay que quitarle mérito. Sí, sí. Algo importante debe tener para tener un vayado con el que pocos cuentan: protegiendo el pórtico central, la nevera más sublime del vertedero municipal, seguridad rematada por los bloques que en El Partenón no querían y por una serie somieres con el óxido de la mejor calidad. Y por si esto no ahuyenta a unos posibles okupas desorientados o a unos ladrones chutados, pavor procova ese cartel de la entrada que reza “PROIVI EL PASO A TODA: Persona A ESTA Propiedad Ajena ¿Cuidado con el Perro?“.

No podemos contestar a esa pregunta. El pánico que nos ha producido (más que la advertencia, las faltas ortográficas que impregnan ese tablón) nos hace retroceder y no asegurarnos de lo que si debemos tener cuidado es del perro o del coco que tiene vida más allá de las noches.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.