EL MERCADILLO EN CASA. Telefonía móvil

El mercadillo de Santa Cruz de Tenerife es todo un mundo. Friki, pero mundo. El domingo es un buen día para aprovecharse de las fabulosas ofertas de cada tenderete. Aunque, más que los precios de andar por casa, las auténticas estrellas son los abalorios sacados del baúl de la Piquer y del barco de Chanquete. En aquella época no existía la telefonía móvil, pero quizás por meses de diferencia, viendo chiquitas piezas.

Allí nos podemos encontrar con memorables modelos, desde aquel bloque que utilizaba Zack en Salvados por la campana, hasta la última tecnología del siglo XX. ¿A quién no le gustaba alardear en 3º de B.U.P. de su Ericsson T58, abrirlo y enseñar su logo molongui de un gato pixelado? ¿Y quién no se resistía a quemar el saldo bajándose tonos de Elvis Crespo en la más alta tecnología midi?

¿El uso que se le podría dar en este tiempo ahora del 3GP y del nieto de R2-D2? De pisapapeles, lo mejor. Pero también sería una perfecta arma arrojadiza, ideal para estos carnavales (”chacho, tal, picha una de la Wamampy o te machaco con el móvil, ahí, tal”). Nadie puede negar que conformaría una gran pieza de museo. Dejemos estos teléfonos en la bodega unos años más y en eBay nos lo quitan de las manos por 1.000 euros mínimo.

Manolito y la chef sabe que en su bar Tenerife falta esta joya para culminar ese ambiento retro, junto al reloj de Cherry Coke y a la foto de la Pantoja. Su fin aparente, el de hacer llamadas, no sé yo si aguantará las prestaciones de hoy. Con ellos no podremos grabar a los mamporreros por la playa para subirlo a Pillados.com, eso seguro. Pero, quién sabe, a lo mejor una llamada en un cacharro de esos rompe la barrera temporal y hace conexión con tiempos ancestrales, y nos vemos al “Tomate” llamando a Colón para que les cuente las más mórbidas correrías en aquellos navíos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.