El mercadillo en casa

Los rastros a pie de calle siempre han dado para mucho. Su interés no radica tanto en lo que puedas encontrar a precios baratos, porque lo realmente insólito es lo que encuentres. Si quitamos a los vendedores ‘profesionales’, que cuentan con proveedores que les surtan, nos queda la gente corriente (no tan corriente, en verdad) que saca lo que les sobra en casa para sacarse unas perrillas. Es el caso que nos ocurre en esos domingos matinales del mercadillo de Santa Cruz de Tenerife. Leer más