REVIÚ de Eurovisión 2007

Europa es friki. Esta conclusión no puede ser ya más demostrable. Durante las tres horas de Eurovisión 2007, celebrado el pasado 12 de mayo, me armé de pipas y con una botella de Clipper cerca. Pero fue mucho más lo que tuve que tragar. No me imaginé que aquel desfile europeo fuese tan histriónico: ensaladillas lingüísticas, países copiones entre sí y subnormaladas mariconiles a gogó. Por supuesto, no faltó el blindaje de los países del Este en las votaciones. Leer más

Eurovisión: la victoria está en el espectáculo

Así es como es. Para ganar hoy Eurovisión, el festival más popular y hortero de Europa, hay que participar como eso, robando la popularidad a la competencia por medio de una imagen y una puesta escena que sacuda y dé patadas al buen gusto. Los máximos protagonistas de años anteriores son la prueba más evidente, armados de coreografías imposibles o de vestimentas que ni siquiera aparecen en las peores pesadillas de Ágata Ruíz de la Prada. Leer más